El nacimiento de una idea poderosa

En 1906, dos estudiantes de último año de secundaria, Frank Carlile y Leon Doughty, imaginaron un futuro en el que la nueva tecnología de electricidad impulsaría a la nación hacia un nuevo siglo. Sorprendieron a sus maestros cuando ofertaron exitosamente y ganaron el contrato para electrificar su propia escuela.

Carlile y Doughty siguieron este primer éxito al reconocer las oportunidades emergentes en la naciente industria automotriz. Su compañía, C&D, comenzó a producir baterías automotrices.

C&D enfrentó los desafíos de la Segunda Guerra Mundial mediante el desarrollo de baterías industriales. Después de la guerra, C&D se expandió a sistemas de baterías para la floreciente industria de las comunicaciones. Finalmente, más que cualquier otra cosa, el legado de Carlile y Doughty fue instruir a las generaciones posteriores a reconocer y aprovechar las oportunidades.

Los productos principales y el liderazgo en el mercado de las comunicaciones se mejoraron a lo largo de los años a través del trabajo con los Laboratorios Bell y a través de fuertes lazos con varios de los principales fabricantes de equipos originales.

Hoy, continuamos enfocándonos en el mercado de sistemas de energía industrial con instalaciones de fabricación, ingeniería e investigación de vanguardia en todo el país.

Durante más de 100 años, C&D TECHNOLOGIES ha cumplido la visión de sus
fundadores al diseñar y fabricar los mejores productos integrados de energía de reserva. Estamos orgullosos de nuestros productos y de nuestra gente. Seguimos cumpliendo los desafíos tecnológicos del futuro. C&D TECHNOLOGIES crea soluciones poderosas para un mundo en movimiento. Podemos crear soluciones para usted.